ALL MY INPUT

SINOPSIS

A: ¿Qué tal?
B: … no sé si tengo palabras.
A: ¿Disfrutaste?
B: Parecía como estar de viaje, no sé bien adónde, hacia algún lugar, con paradas pero sin
asentamiento. Pasa el tiempo y podría seguir en ello.
A: ¿Sientes peligro cuando te entregas? ¿Estás comprometido o llegas a estar fuera de
control?
La idea es un deseo, un compromiso y el camino se descubre tomando en cuenta las cosas
que aparecen. Hay un centro claro y luego aparece otro estímulo que se vuelve más y más
fuerte hasta convertirse en otro centro creando un diálogo. Cuando entro en diálogo con algo,
eso se convierte en el centro de toda mi vida, no hay antes ni después. Sé que la solución
existe allí adentro y que depende de mí, estar suficientemente atento para descubrirla. Es un
reto personal luchar por este compromiso.
¡Me llevas a dónde no tengo control y eso no lo acepto, porque dejar caer una estructura es
una falta de sensibilidad!
Trabajo desde el sentir, no desde el pensar, y quiero sentir que puedo entender.
Mi práctica es un compromiso vital. Mi vida se resume en un ejercicio.
¿Confías?
B: ¡La vida no es así! no puedes controlar absolutamente la estabilidad.
¿Para qué saberlo todo? Puedes poner la intención pero es imposible cumplir con las
expectativas del otro aunque te obsesiones. A mí me gusta dejarme llevar y además creo en la
caída. Caer es necesario porque invita lo imprevisible. Si lo aceptas, te permite volar, como un
despegue de zeppelin…
A: ¿Estuvimos en Zeppelin?
C: Zeppelin, fue precioso, me encanta esta parte.
A: ¿Qué parte?
B: A parte hay que saber disociar la intención y el esfuerzo que supone agarrarse, saber soltar
y sostenerse entre ambos. La escucha es un vértice fino y corres el riesgo de quemarlo todo
con la pasión porque es menos sensible.
Yo estaba a gusto… pero en la convivencia siempre hay un momento en que el otro te va a
considerar un vago.
A: No entiendo por qué tengo que escuchar al otro. ¡Mira cómo lo tengo! Lo puedo controlar, full
control…
B: Eso de full control te esta volviendo loco, lo que necesitas es self-control.
¿Ya cambiaste el colchón? ¿Qué tal?
A: Así es como me siento… ¡y punto acapinto!

NATURALEZA DEL PROYECTO

Tras el éxito de Hasta donde…? (2011) Sharon Fridman y Arthur Bernard Bazin comienzan a concretar la esencia de su propio lenguaje. Motivados por la necesidad de transmitir esta partitura, durante su primer workshop impartido para profesionales en Toulouse, acuñaron el término punto contrapunto. En este momento, para Arthur Bernard Bazin el término significaba los puntos corporales precisos, relacionados con la acupuntura, aludiendo a un acupunto responsable de la concatenación de repercusiones corporales sobre la estructura. Mientras que Sharon lo entendía como un punto acá o aquí, movido por su deseo u obsesión de controlar y mantener el punto de contacto, quedando en el acá o aquí de un lugar, con el fin de explorar todas sus posibilidades. Sharon continuó desarrollando este concepto durante su trayectoria distinguiendo entre Contact to create, contacto para crear una composición coreográfica y Contact to practice, práctica de improvisación y herramienta de aprendizaje a raíz de la cual nace la Práctica Ina.

Ahora tras 10 años y con muchos años de búsqueda por separado, Sharon Fridman vuelve a cuestionarse una vez más su praxis a través del reencuentro con Arthur Bernard en All My Input (2020), donde ambos exponen la técnica, exploran la convivencia con la práctica y reflexionan filosóficamente acerca de las conexiones entre vida y obra. En el contexto actual condicionado por el coronavirus, Sharon Fridman invita al público a reunirse en este espectáculo para compartir un espacio íntimo y personal, un lugar acá o aquí común, con el fin de presenciar en vivo la construcción de un proceso creativo tejido entre la realidad y la ficción.

DIRECCIÓN Y CONCEPTO:

Sharon Fridman

COREOGRAFÍA E INTERPRETACIÓN:

Arthur Bernard Bazin
Sharon Fridman

ASISTENTE DE DIRECCIÓN:

Melania Olcina

MÚSICA:

Idan Shimoni

DISEÑO DE LUCES:

Sharon Fridman
Ofer Smilansky

VESTUARIO:

Inbal Ben Zaken

SILLAS CEDIDAS POR:

Frank Buschmann @frankbuschmannbella
Galería Álvaro Alcázar @galeriaalvaroalcazar

FOTOGRAFÍA Y VIDEO:

Kinerama

AGRADECIMIENTOS A:

Iñaki Ruiz Maeso
Antonio Gómez
Teatro Francisco Rabal de Pinto